-Los Tigres reciben su premio al romper paradigmas en el fútbol mexicano y exigen ser de una vez por todas calificados como uno de los grandes de nuestro fútbol. Hoy por hoy son el gigante de México a pesar de que ayer hicieron todo lo posible por quedarse en la orilla

-Pumas se tardó cinco juegos en aparecer dentro de la liguilla y casi le es  suficiente para ser campeón. Temporada de ensueño par los universitarios con uno de sus mejores planteles de los últimos 20 años.

-A veces somos muy duros juzgando al futbol mexicano. Basta ver la intensidad del festejo de André Pierre Gignac, un tipo que ha jugado en las mejores canchas del mundo, para darnos cuenta que nuestro producto no es tan malo como a veces pensamos.

-Muchos critican a Tigres por haberse tirado atrás, la verdad que hasta el primer gol estaban jugando el partido justo como debieron. Después el incombustible ánimo Puma terminó haciéndolos presa.

-Increíble la capacidad de Nahuel Guzmán de ser héroe o villano. Se equivocó en los primeros dos goles, casi hace el ridiculo al inicio del tiempo extra y terminó aterrorizando a los cobradores pumas con su sola presencia en los penales.

-Por su parte ‘Pikolín’, más allá de sus dramas, ha hecho méritos suficientes para ser considerado en una convocatoria de la selección nacional. En la liguilla fue en gran parte gracias a él que Pumas superó los grandes baches en los que cayó, en la temporada regular fue el arquero con más atajadas del torneo y clave para que los universitarios fueran la mejor defensa mientras que en la final tuvo una actuación de antología que extendió la vida de los felinos hasta las últimas consecuencias.

-Justo reconocer la carrera de ‘Memo’ Vázquez a pesar de los subcampeonatos, ambos en circunstancias dramáticas, con Cruz Azul y Pumas. Un entrenador sensato, equilibrado y talentoso. El mejor de su generación. Su único error ayer fue la lista de cobradores de la tanda.

– Sostengo que hoy por hoy el ‘Tuca’ es el mejor entrenador del medio nacional. Ha logrado reinventarse y seguir aprendiendo a pesar de su experiencia. Increíblemente está, a estas alturas, en el mejor momento de su carrera.

-En entregas anteriores ya hablé de Gignac, Aquino y Sobis como pilares de los regios, hoy destacaré a Guido Pizarro. Le costó una enormidad ganarse la confianza del ‘Tuca’ pero ayer fue pieza clave para que no se consumara la hecatombe para el cuadro regio. Sentó a un indiscutible de la selección uruguaya- Eigidio Arévalo- y aporto dinámica a una zona clave en el esquema de Ferreti.

-Matías Britos debe tener una oportunidad con selección nacional. Desde León se distingue por aparecer en los momentos claves y nunca dar por perdida una pelota. Técnicamente es un jugador dotado que mejora cada día y la manera en la que, a pesar de no ser muy alto, se eleva y ‘flota’ para ganar la mayoría de los balones aéreos lo convierten en un dolor de cabeza crónico para los defensores que lo enfrentan. Además su versatilidad lo hace útil para cualquier sistema. Puede jugar en cualquier posición de ataque.

-Por segundo torneo consecutivo el campeón se corona perdiendo el partido definitivo por tres goles. Cada vez es más decisivo el partido de ida, tanto que no dudo que algunos equipos, si pudieran, elegirían abrir la elimitoria en casa.

-Siento una fascinación especial por las tandas del penales. Este tipo de definiciones ponen a prueba al atleta hasta el límite de su capacidad física y mental y cada día me convenzo más de que menos tiene que ver con la suerte y más con la capacidad de análisis y toma de decisiones. El único error de Vázquez ayer tal vez fue la elección de Fidel Martínez como primer cobrador. En otro post explicaré porqué desde mi punto de vista el ecuatoriano era el menos indicado de los 10 elegibles para abrir la tanda definitiva.

 

Anuncios