10-Fidel Martínez. Al ecuatoriano solo le falta brillar a la hora buena como no sucedió ni en Xolos ni en Leones Negros,sin embargo durante la temporada regular ya demostró ser un jugador confiable, consistente y que, durante el Apertura 2015,tuvo el mejor torneo de su carrera en México. Lo mejor es que pareciera que lo mejor de Fidel aun esta por venir pues se ha olvidado de ser el ‘Neymar’ ecuatoriano para escribir su propia historia. Fundamental para el liderato puma

9-Omar Bravo. A veces dejamos que el fútbol tenga acta de nacimiento. Si el delantero rojiblanco tuviera 4 años menos se estaría hablando de un eventual llamado a selección nacional. Pasan y pasan los años y las contrataciones, y Omar sigue siendo el referente del ataque rojiblanco. Además físicamente sigue a tope.

8-Elías Hernández. El jugador cuyos centros fueron más rematados. Ningún elemento brindó más profundidad a su equipo como el ‘patrullero’ lo hizo con León. Llegó su madurez futbolística

7-Gerardo Alcoba. El mejor defensa central extranjero que ha llegado a México en años.Alcoba tiene todo: presencia, liderazgo, calidad y carácter. El perfecto compañero para el final de la carrera de Darío Verón y base de la solidez del superlíder del campeonato.

6-Rubens Sambueza. Está a un nivel distinto del resto. Inteligente, fuerte, talentoso y con ambición de consolidarse como emblema americanista. Rubens además hizo un esfuerzo por controlar su carácter (a excepción de la semifinal vs Pumas donde las circunstancias fueron especiales) Fue lejos el más talentoso del América durante la temporada y su principal carta para apostar en este mundial de clubes.

5-Paul Aguilar. Actualmente es el mejor lateral de la liga y será muy probablemente el protagonista junto con Miguel Layun de la polémica más comentada en torno al sistema de Juan Carlos Osorio en la selección nacional cuando el técnico colombiano los ponga a competir por la parcela derecha como amenaza. Paul está en el mejor momento de su carrera y con genuinas aspiraciones de llegar al viejo continente. Es de los jugadores con mayor stamina en el fútbol azteca y su velocidad lo vuelven un peligro para los rivales. Tiene presencia de área y domino prácticamente a todos los rivales que le pusieron enfrente durante el torneo. Su único defecto tal vez sea el contar con un carácter incendiario que fácilmente cae en provocaciones. También baila muy feo.

4-Matías Britos. Con él a la guerra. Un todo terreno versión liviana que lo mismo hace goles que muerde al rival . Memo Vázquez lo colocó por todo el frente de ataque y en cada posición respondió. Ha patentado los remates tipo ‘Borghetti’ como sello personal girando la cabeza de espaldas para colocar la pelota en el poste más lejano -marcó 4 goles así incluyendo uno anulado- . No tiene inconveniente en ser el artista o el obrero según su equipo lo necesite, igual regatea que va al piso a recuperar un balón con los dientes. Probablemente el jugador ofensivo más versátil del torneo.

3-Javier Aquno. Nunca el ‘síndrome del Jamaicón’ había tenido consecuencias tan agradables. Javier volvió a ser el jugador desequilibrante que recordamos en Cruz Azul. Su paso por Europa lo convirtió en un jugador mas fuerte física y mentalmente. Acaba bien las jugadas y es la válvula de escape cuando a su equipo se le cierran los espacios. Grata revancha para un jugador que muchos decían estaba acabado.

2-Víctor Ismael Sosa. Llegó como desconocido y, por tanto, rodeado de inconformidad de parte de los aficionados universitarios, hoy es uno de los principales artífices del superliderato. Sosa es lo mas parecido que hay en la liga a Carlos Vela en su mejor momento. Con gol, técnica depurada, velocidad y visión es un ofensivo inteligentísimo que participó en casi el 80 por ciento de las anotaciones universitarias. La llave de la maquinaria ofensiva tan fina que fue Pumas por momentos y la mayor revelación del torneo.

1- André Pierre Gignac. No debería jugar en México. De alguna manera ha revaluado la Liga MX y nos ha regalado la oportunidad de ver a un jugador elite en el mejor momento de su carrera desfilar por nuestras canchas. Lo mejor es que no vino a vacacionar o jubilarse anticipadamente, vino a jugar, a s re competitivo y a obligar a las defensivas rivales a elevar su nivel a alturas insospechadas. La pregunta no es si es el mejor jugador de la liga en estos momentos sino que posición ocupa, apenas en su primer torneo, como una de las mejores contrataciones de la historia del fútbol mexicano. El seleccionado francés es un parteaguas en la historia de la competición e independientemente del equipo al e se apoye solo queda disfrutarlo mientras esté en México pues en cualquier momento podría irse a jugar a donde él quisiera.

 

 

Anuncios