Las películas deportivas sirven, entre otras cosas, para divulgar el legado de los héroes de la vida real alrededor del globo sin importar que en otras latitudes algunas disciplinas no sean tan populares como en otras. Lo que importa son las historias, el legado, las leyendas. En los países en los que el Rugby no es una religión conocimos a Jonah Lomu en  la pantalla grande bajo la piel del actor Zak Feaunati amenazando las intenciones reunificadoras ‘Mandela’ (Morgan Freeman) en la película Invictus.

Pero Lomu existió hasta hace algunos días. Para muchos el jugador más dominante en la historia del Rugby abandonó está tierra el 18 de Noviembre a causa de complicaciones renales.

Una de las celebridades más icónicas de Nueva Zelanda tuvo su último adiós de una manera en la que verdaderamente sobran las palabras.

Disfruten el video…

Anuncios